Marcelino habló sobre el sistema y los posibles refuerzos

1546866483_415645_1546866631_noticia_normal Marcelino habló sobre el sistema y los posibles refuerzos - Comunio-Biwenger

 

¿Cómo se sientea 24 horas de visitar Gijón?

Me siento igual que en cualquier otro partido. Mi predisposición es afrontarlo para ganarlo. Nos da igual el rival y la competición. LaLiga es prioritaria, pero no quiere decir que afrontemos el partido con la única idea de ganar el partido y pasar la eliminatoria.

Tras la derrota en Mendizorroza, ¿se siente respaldado?

Con las personas que convivo habitualmente, la relación es la misma. Me siento absolutamente respaldado. No tengo ninguna duda.

¿Tiene la sensación que en estos dos partidos se la puede jugar?

Lo importante para mí en cualquier equipo que trabajo es el futuro del club. Me vuelvo absolutamente en mi trabajo y en el día a día. Lo afronto con la naturalidad y responsabilidad que mi cargo conlleva. No hay ninguna diferencia entre el primer partido que dirigí al Valencia con el de mañana o el del próximo sábado. Es autoresponsabilidad en mi profesión.

“Mestalla es una expresión de sentimiento que quiere ver ganar a su equipo, y como es lógico responsabilizará más al entrenador que a los jugadores”

¿Ese respaldo lo siente por parte de la plantilla?

Yo estoy convencido que la plantilla, por su forma de actuar diaria, confía absolutamente en el cuerpo técnico. De todas formas esa es una pregunta para los jugadores. Disfruto cada día de entrenamiento porque los jugadores tienen una gran receptividad y actitud. Es indudable que bastantes cosas no le salen, pero no porque no quieran sino porque la situación les condiciona. Pero querer, respetar y seguir los planteamientos y entrenamiento diario que el cuerpo técnico plantea no me cabe ninguna duda.

¿El 5-3-2 tiene idea de darle continudad?

Expliqué que nuestro sistema habitual va a ser 4-4-2 y en Vitoria expliqué porqué habíamos cambiado. Fue una cosa puntual. ¿Por qué cambiamos de sistema? Fue algo que estuvimos trabajando durante toda la semana, no es algo que me salió de la chistera el viernes por la tarde. Creíamos que nos faltaba en el centro del campo un perfil de corte defensivo, más en un campo donde íbamos a tener mucha disputa y juego por dentro. También nos permitía defender mejor los balones aéros, es obvio que ahí no acerté. Creo que dominio de juego la sensación que me da es que tuvimos un dominio de situación y dos balones parados nos perjudicaron. A partir de ahí, volveremos a lo habitual. Pero lo hemos trabajado para una situación que pueda darse.

“Creemos en nuestros planteamientos y hay algo que nos refuerza, que es la temporada anterior; somos los mismos”

¿Ese entorno más cercano es Mateu Alemany y Pablo Longoria? ¿Se incluye el presidente? ¿Ha habido conversación con Peter Lim?

Me preocuparía si hubiera habido esa reunión con Lim, porque se alejaría de lo habitual. Con Anil hablo en los viajes, antes y después. Y después en situaciones de entrenamiento. Fuera de ahí nunca he tenido una relación extraordinaria. Me siento con normalidad de situaciones anteriores.

¿Cómo podría convencer a los que han perdido la fe en Marcelino?

Soy el mismo entrenador que la temporada pasada, que con estos jugadores logramos la Champions. No he cambiado mi forma de actuar, el trabajo del cuerpo técnico es dotar a los futbolistas de las mismas herramientas. Pero esto es fútbol y a veces hay acierto o no. Todos sabemos cuál es la diferencia: 20 goles a favor. Esa es la gran diferencia. En todo lo demás, es un mejor Valencia o como mínimo igual. La eficacia de los goles es lo que falla. Ahora estás a expensas de que un mínimo error te pasa factura. Pero el cuerpo técnico es el mismo, tiene la misma ambición, fortaleza, convicción. ¿Qué nos va a cambiar a todos? Los resultados.

¿Cree que tiene el apoyo de Mestalla?

No lo sé. Hasta ahora sí. Pero Mestalla son muchos. Cuando voy por la calle, me ocurre lo siguiente: la temporada pasada me daban la enhorabuena y este año mucha gente se acerca para darme ánimo. Mestalla es una expresión de sentimiento que quiere ver ganar a su equipo, y como es lógico responsabilizará más al entrenador que a los jugadores. Para mí, lo más importante para que este equipo cambie su dinámica es que Mestalla apoye a sus futbolistas, que lo están pasando muy mal. Los resultados no salen, pero el equipo no se deja ir. Y vosotros, desgraciadamente, tenéis experiencias no muy lejanas. Echar la vista atrás y pensar qué referencias me daba este equipo con el de situaciones de hace dos o tres años. Este equipo está y compite cada día. Es lógico que el Valencia, en un momento puntual y en un año diferente al resto como es el del centenario, quiera ver a su equipo ganar. No sucede y se impacienta como es lógico. Yo lo acepto. Pero la afición debe saber que soy el mismo Marcelino que en mayo corearon mi nombre o cuando el otro día un sector pidió mi dimisión. Tentgo la conciencia muy tranquila.

¿Hay poca autocrítica, porque se está hablando de lo mismo?

Yo estoy hablando de una evidencia. Los goles que llevamos son de estar en descenso o cerca de. ¿Somos un equipo que llega poco? Creo que no. ¿Tenemos ocasiones claras? Sí. ¿Las transformamos? No, pues hay que seguir. Los detalles de cada partido los trabajamos. Creemos en nuestros planteamientos y hay algo que nos refuerza, que es la temporada anterior. Nosotros no hemos llegado en agosto. Echamos la vista atrás y vemos la temporada anterior. Yo sufro lo que me toca, pero los jugadores sufren mucho más que yo.

El equipo cuando sufre un gol en contra tiene poca reacción, ¿tiene esa sensación?

Estoy de acuerdo en esa línea. El equipo se adelanta en el marcador, pero como los resultados no nos salen, se piensa que si nos hacen gol no se va a ganar. Ese es para mí el verdadero problema, que la suma de resultados resta la confianza y te atrapa en el resultado antes que en el juego. Ese para mí es el gran problema desde hace tiempo. En otra situación, el partido contra el Huesca lo hubiéramos resuelto con facilidad.

Este año que la cosa va mal no ha habido ningún refuerzo.

No os puedo asegurar que no haya movimientos, pero el último resultado no modificará ni la forma de pensar ni el proceso. Un último resultado no puede hacer cambiar nuestra forma de proceder.

 

Fuente: Diario AS

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *