Jémez confirma cambios y la titularidad de Lizoain

 

686-2018-01-12-13-33-57-8001201 Jémez confirma cambios y la titularidad de Lizoain - Comunio-Biwenger

 

Para Las Palmas el choque es una nueva «final» en su objetivo de la permanencia. Busca una victoria balsámica para finalizar la primera vuelta de la competición con otra imagen, aunque en cualquier caso lo hará en puestos de descenso.

El equipo isleño no ha reaccionado tras la llegada de Paco Jémez al banquillo. La derrota ante el Eibar por 1-2, y la eliminación copera del pasado martes a manos del Valencia, con goleada incluida (4-0), no han contribuido a mejorar el panorama de un grupo atrapado en la ansiedad de su situación, colista de LaLiga Santander.

Por ello, Jémez ha anunciado que como lo hecho hasta ahora no ha dado sus frutos, buscará un cambio mañana, posiblemente de sistema táctico, aunque cree que la mentalidad de los jugadores es el mayor problema que arrastran.

El técnico isleño solo ha confirmado que mantendrá a Raúl Lizoain en la portería, al que le dará un segundo partido consecutivo como hizo también con el argentino Chichizola, pero no ha entrado en detalles del resto del equipo, si bien parece claro que jugarán muchos de los futbolistas ausentes en Mestalla.

Así, es casi segura la presencia de dos de los nuevos fichajes, el andaluz Alejandro Gálvez en el centro de la defensa, tras su buena actuación en la ida de octavos de final ante el Valencia, así como el argentino Gaby Peñalba como organizador del juego.

Además, el internacional Jonathan Viera también volverá al once inicial, después de ser reservado en la Copa.

Jémez quiere encontrar de una vez por todas el equilibrio que le falta a la Unión Deportiva, que sea más solvente en defensa y contundente en ataque; al menos, que genere más ocasiones de gol para tener un mínimo de posibilidades de llevarse los tres puntos.

La única mejoría que ha detectado el nuevo entrenador tras su llegada es que el equipo, en algunas fases de los partidos, es más intenso a la hora de presionar, porque hasta ahora había «dejado jugar mucho a los rivales», según ha reconocido.

Paco Jémez quiere que sus futbolistas demuestren en el campo que quieren salir de esta situación, al margen del mayor o menor acierto en ambas áreas, y cree que mañana en Girona tienen una buena oportunidad para encontrar ese ansiado punto de inflexión que haga cambiar la actual dinámica negativa.

 

Fuente: La Vanguardia

Artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *